Archivo de la etiqueta: hector dager empresario

En 2027, a más tardar, resultará más barato fabricar furgonetas y automóviles eléctricos que vehículos propulsados por combustibles fósiles en todos los segmentos en Europa, según recoge un estudio realizado por BloombergNEF (BNEF) para Transport & Environment (T&E). El informe concluye que, como consecuencia, los vehículos eléctricos de batería podrían representar el 100 % de las ventas de vehículos nuevos en toda la UE en el año 2035, siempre que los legisladores adopten políticas y medidas adecuadas, como el establecimiento de objetivos de CO2 más exigentes. Ante esta situación, T&E junto con ECODES hacen un llamamiento a la UE para que sea más exigente con los objetivos de emisiones para la década de 2020 de cara a fijar el final de la venta de vehículos nuevos de diésel, gasolina y gas para el año 2035. Según las proyecciones de BNEF, a partir de 2026 será igual de barato producir sedanes (segmentos C y D) y vehículos SUV eléctricos que sus equivalentes de gasolina, mientras que los automóviles pequeños (segmento B) estarán en esa situación a partir de 2027. Gracias a la bajada de los precios de las baterías [1] y a las líneas de producción especializadas en vehículos eléctricos, su precio medio será más barato incluso sin tener en cuenta las ayudas y subvenciones. En este sentido, el informe advierte que el desarrollo rápido de la producción y de las ventas de vehículos eléctricos es esencial para la reducción de costes y para lograr que los consumidores se pasen a lo eléctrico de forma generalizada en el futuro. Para T&E esto sólo se conseguirá si se endurecen los objetivos de CO2 para los fabricantes de vehículos en la década de 2020, incluido un nuevo objetivo para 2027. PUBLICIDAD Isabell Büschel, Directora de T&E España, ha declarado que: “Las familias y los profesionales que necesiten cambiar su vehículo pueden estar seguros de que su próximo vehículo será eléctrico. La barrera del precio habrá desaparecido. Si el dinero de los fondos de recuperación se gasta sabiamente, la producción local de vehículos eléctricos debería ponernos en una situación favorable tanto para el clima como para la economía de Europa. Para que esto ocurra, España debe apoyar objetivos de CO₂ más exigentes a escala comunitaria por el bien de los bolsillos de los consumidores y por la salud del planeta”. Por otro lado, el estudio de BNEF también señala que las furgonetas ligeras eléctricas serán más baratas que las furgonetas de diésel a partir de 2025, y que lo mismo ocurrirá con las furgonetas pesadas a partir de 2026. En la actualidad este tipo de vehículos representan sólo el 2 % de las ventas porque las normativas que regulan las emisiones no suponen un estímulo para que los fabricantes inviertan en este segmento. Los legisladores comunitarios deberán establecer objetivos de CO2 más exigentes, así como cuotas específicas para las ventas de furgonetas eléctricas, con el propósito de aumentar la inversión y el número de modelos eléctricos en el mercado. Las furgonetas y los automóviles eléctricos de batería podrían alcanzar el 100 % de las ventas de vehículos nuevos en 2035, incluso en el sur y el este de Europa, si los legisladores endurecen los objetivos de CO2 y refuerzan otras políticas a fin de estimular el mercado, como un despliegue más rápido de la infraestructura de puntos de carga. Si el desarrollo de los automóviles eléctricos de batería se deja en manos del mercado sin aprobar políticas adicionales, estos sólo alcanzarán el 85 % de cuota de mercado de la UE en 2035. Por su parte, las furgonetas eléctricas sólo llegarán al 83 %, con lo que no se logrará el objetivo de descarbonización para el año 2050. PUBLICIDAD Cristian Quílez, del Área de Políticas Públicas y Gobernanza Climática de ECODES, concluye que “lograr que el 100 % de las ventas de automóviles y furgonetas sean de vehículos eléctricos puros en el año 2035 es de sentido común si se quiere cumplir el objetivo de descarbonización en 2050. España tiene el potencial de convertirse en un centro europeo de movilidad eléctrica si se materializa un ecosistema favorable para ello. La fijación de objetivos de CO₂más exigentes, una reforma fiscal coherente y el despliegue de la infraestructura de carga eléctrica son factores determinantes. En cualquier caso, la apuesta no debe pasar por cambiar todos los vehículos de combustión actuales por eléctricos, sino por reducir su número e impulsar la movilidad activa y el transporte público de cero emisiones”. PUBLICIDAD T&E y ECODES subrayan que la Comisión Europea deberá fijar una fecha para el fin de las ventas de vehículos nuevos que utilizan combustibles fósiles en junio, cuando presente su propuesta de endurecimiento de los objetivos europeos de CO2 para los automóviles. El pasado mes de abril 27 empresas europeas hicieron un llamamiento para que los legisladores comunitarios fijen el final de la venta de furgonetas y automóviles de combustión nuevos en 2035. Además, una reciente encuesta mostró que el 63 % de los residentes urbanos en Europa apoyan la prohibición a partir de 2030. Finalmente, al menos siete fabricantes de automóviles y diez países europeos han anunciado planes para eliminar gradualmente los automóviles convencionales. No obstante, sin un compromiso claro por parte de la UE, estos plazos se limitan a ser voluntarios o como mucho inciertos en cuanto a su exigibilidad.

Fuente: Noticias Medio Ambiente

La cosmética tradicional ha incluido desde siempre, una serie de componentes que se ha comprobado tienen diferentes grados de toxicidad. Es obvio que es mejor evitar aquellos ingredientes que pueden dañarnos (muchos de los cuales también son nefastos para el medioambiente), así que la solución está en adquirir producto de cosmética eco, que jamás contendrán ninguna de las sustancias que te explicamos a continuación. Parabenos Ampliamente empleados para dar mayor vida a los cosméticos, estos conservantes se absorben a través de la epidermis y pasan al torrente sanguíneo, donde imitan a los estrógenos. Se los relaciona con el cáncer de mama, puesto que se los suele encontrar al biopsiar tumores. Se los encuentra en: maquillajes champús jabones limpiadores fáciles desodorantes Ftalatos Además de estar presentes en miles de cosméticos y productos de uso diario (en donde se los “esconde” denominándolos perfumes o aromas), los ftalatos se usan para suavizar y flexibilizar los plásticos, por lo que no pueden ser buenos para el cuerpo, pero además se ha comprobado que se relacionan con el cáncer de mama, con algunos defectos congénitos y con la aparición temprana de la pubertad. Están en: PUBLICIDAD perfumes fragancias y colonias esmaltes de uñas desodorantes lacas y tintes para el cabello  humectantes faciales y corporales Trietanolamina La trietanolamina, más conocida como TEA es un emulsionante muy común e interviene en la conservación del pH de los cosméticos; se ha comprobado que resulta altamente irritante para ojos, piel y tracto respiratorio, al punto de que la exposición prolongada a esta sustancia puede ocasionar reacciones alérgicas y asma. geles hidroalcohólicos champús lociones para la piel hidratantes espumas para afeitar Microplásticos En muchos cosméticos y limpiadores se emplean minúsculas partículas de plásticos llamados microperlas, que ejercen de exfoliantes y limpiadores. Además de ser altamente irritantes para la piel y en algunos casos producir alergias, los microplásticos son sumamente contaminantes para el medio ambiente donde se degradan, ingresan en la cadena alimenticia y pueden tener nefastas consecuencias para quienes los consumen. Los encontrarás en: PUBLICIDAD cremas exfoliantes geles y jabones pasta de dientes limpieza facial y de ojos pintalabios y otros cosméticos Colorantes y aromas artificiales Se los emplea porque son más baratos de producir, aunque algunos son tóxicos, irritantes, alérgenos y hasta agentes cancerígenos. En belleza cosmética bio se usan únicamente esencias naturales y productos derivados de las plantas o de ciertos minerales, nunca aditivos artificiales fabricados en un laboratorio. A los colorantes y aromas artificiales los hallarás en: cremas y lociones lacas, máscaras y tintes de cabello desodorantes, geles y jabones cosméticos y perfumes limpiadores y desmaquillantes

Fuente: Noticias Medio Ambiente

Turismo ecológico y resiliente   El turismo ya no puede ser el de antes, cuando la masificación y el consumo desenfrenado eran la tónica general y parecía que elegir un destino popular implicaba necesariamente el sacrificio de la intimidad, la tranquilidad o el relax, a cambio de estar en un sitio de moda, costase lo que costase (literalmente hablando). La pandemia lo ha cambiado todo, incluso las formas de hacer turismo, ya que los operadores, hoteleros, agentes gastronómicos y demás apuntan a la resiliencia, es decir a ser capaces de adaptarse, reconvertirse, reinventarse y diversificarse, con tal de seguir a flote y dar el mejor de los servicios a quienes los visten, siempre dentro del respeto a las nuevas normativas y al medioambiente. Esto es muy importante para que los destinos turísticos no se sobrecarguen ni se desgasten y sean sostenibles, pero si los visitantes no se ponen en sintonía con quienes los reciben, la resiliencia no es integral y el resultado es mucho menos eficaz de lo que se podría esperar. Por ello es importante conocer algunas claves para ser un turista resiliente, especialmente en destinos de turismo ecológico. Sé respetuoso y simpático Respeta las normativas, cuida de todo lo que te sea permitido disfrutar como si fuera tuyo, no tires basura, dirígete a los demás como quieres que te traten a ti, sé amable con toda persona con la que te cruces, recuerda que los gestos invitan a quien los ve a imitarlos: busca que los demás sonrían haciéndolo tú mismo. PUBLICIDAD Sé paciente y generoso Estás de vacaciones, relájate. Si el chiringuito está a tope, es normal que tarden un poco en servirte, sé comprensivo, educado y valora que tus planes inmediatos son de ocio y no de trabajo. La generosidad no solo debe ser monetaria, aunque una propina bien ganada no se debería negar a nadie, recuerda que el elogio a un buen trabajo también aporta mucho. Cuídate y cuídalo todo No fuerces tu cuerpo más de lo que acostumbras. Si haces una vida sedentaria no intentes correr varios kilómetros el primer día, porque podría ser contraproducente. Recuerda que estás allí para pasarlo bien, tú y los que te rodean. Cuida tu entorno, a tu familia y/o amigos, al personal que te atiende y el sitio en el que estás. PUBLICIDAD Sé feliz Esa es la clave para ser un turista resiliente: ser feliz sin llevarse por delante nada ni a nadie en el camino. Disfruta, relájate y valora el esfuerzo ajeno. Si cuando te vayas te invitan amablemente (y no por obligación) a volver, lo habrás conseguido.

Fuente: Noticias Medio Ambiente

¿Qué fruta sirve? Las frutas que elijas siempre deben ser ecológicas, porque es la única forma de tener la certeza de que nuestros batidos no contendrán trazas de químicos, pesticidas o productos transgénicos. Esto da una garantía de salud, que además resulta primordial cuando vamos a emplear las frutas enteras, sin pelar. Al seleccionarlas debemos asegurarnos que estén frescas y en su punto justo de maduración. No busquemos la perfección externa, sino la dureza o la ternura de una pulpa bien sazonada o el aroma inconfundible de un producto natural y orgánico, que satisfaga todos nuestros sentidos. De nada sirve elegir una fruta cuya piel refulge porque ha sido previamente encerada. Este procedimiento solo encarece el producto y tiene un resultado únicamente estético. Es preferible que, aunque no tenga tan buen aspecto, sea tierna, jugosa y posea la textura, el color y el olor adecuados. En cuanto al dulzor, siempre es mejor dejar que los azúcares naturales de la fruta sean los que den el punto al batido, pero los más golosos pueden agregar miel ecológica, edulcorar con Stevia o emplear azúcar moreno de cultivo sostenible. De lo que debes olvidarte es del azúcar blanco refinado y de los edulcorantes químicos. ¿Batidos con agua o leche? Esa es una de las grandes incógnitas de los batidos y abarca mucho más que agua o leche (que además puede ser de vaca, oveja, cabra, etc.): muchos zumos ecológicos sirven como base para agregar frutas y preparar unos batidos exquisitos, lo mismo sucede con los preparados de soja, de avellanas, de avena, de almendras, etc., siempre que sean alimentos ecológicos. PUBLICIDAD Los batidos tienen la enorme ventaja de ser muy versátiles, por lo que la improvisación nunca debe descartarse. Si apetece probar una mezcla de ingredientes que por separado nos encantan, ¿por qué no hacerlo? A priori las posibilidades son prácticamente infinitas, así que anímate a crear tu propia receta. Batido de nísperos, manzanas y hierbabuena Coge un buen puñado de nísperos (unos 20 a 25 según el tamaño) quítales la piel, deshuésalos y coloca la pulpa en el vaso de preparación, agrega una manzana verde pelada, sin el corazón y troceada y algunas hojitas de hierbabuena (la cantidad dependerá de cuánto te guste su sabor). PUBLICIDAD Agrega agua, leche o el líquido que tú elijas y bate con el mixer hasta que la mezcla adquiera una consistencia cremosa. Endulza a placer, agrégale cubitos de hielo o hielo picado y dale una alegría a tu paladar y a tu salud.

Pues bien, a este mismo problema se enfrentan también los arquitectos.

O más bien, se enfrentaban. Porque, como decía el inolvidable personaje Rufus T. Firefly interpretado por Groucho Marx en Sopa de ganso, la ayuda está en camino.

¿Eres arquitecto?, consulta esta guía práctica

¿De qué ayuda estamos hablando?

Respuesta: para que los arquitectos puedan presentar con éxito sus proyectos y expedientes en el Programa de Rehabilitación Energética de Edificios, o PREE. El PREE es un ambicioso programa del Ministerio para la Transición Energética y el Reto Demográfico gestionado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, que depende del ministerio.

Con 300 millones de euros de partida y otros 62 adicionales añadidos recientemente para aquellas comunidades autónomas que hayan agotado sus partidas presupuestarias, el PREE es un programa de ayudas directas para renovar y mejorar edificios con un objetivo principal: que nuestro parque de viviendas deje de ser un enorme monstruo devorador de energía y responsable del 30 %  de todo el consumo nacional… con las emisiones contaminantes que eso conlleva.

¿En qué consiste esa ayuda? ¿Y por qué para los arquitectos?

El IDAE y el Consejo Superior de Arquitectos de España han presentado una guía práctica para ayudar a la tramitación de las ayudas del PREE. Las dos instituciones se han aliado para sumar la experiencia de años y años y miles de miles de expedientes para tratar de conseguir el máximo número de proyectos aprobados…  evitando a los arquitectos, al mismo tiempo, otros tantos dolores de cabeza.

La Guía se apoya en varios objetivos y enfoques.

Para empezar, se pretende concienciar a los arquitectos en su labor como diseñadores de nuevos espacios y edificios, de lo bueno y necesario que es apostar por la eficiencia energética. Además, les pone las cosas fáciles para que pasen de las musas al teatro, es decir, para que puedan plasmar sus ideas en proyectos que sean capaces de salvar todas las dificultades técnicas y las que puedan resultar burocráticas.

PUBLICIDAD

El documento tiene tres partes.

En la primera, se incluyen criterios y recomendaciones para actuaciones de rehabilitación energética, como, por ejemplo, objetivos cuantificables de eficiencia energética, intervención de envolvente térmica de los edificios, particularidades sobre cómo rehabilitar un edificio que ya está construido, etc.

En la segunda parte, se exponen los pasos a seguir para gestionar la tramitación de las ayudas del PREE, desde cómo es la convocatoria a qué órgano dirigirse con los papeles, desde los documentos que hay que aportar a los criterios de selección y cómo se resuelven los procedimientos… Y, en un tercer bloque, ejemplos prácticos muy, muy útiles, que muestran a los técnicos el alcance de la intervención y los beneficios obtenidos por la rehabilitación.

PUBLICIDAD

Novedades y beneficios

Porque precisamente de eso, de beneficios, es lo quiero pasar a hablaros ahora.

Ya hemos visto que el PREE contribuye a mejorar los aislamientos de los edificios o, también, sustituir antiguas calderas por opciones renovables como la termosolar o la geotérmica.

Pero los beneficios y ambiciones van mucho más allá.

PUBLICIDAD

Los objetivos que se esperan alcanzar por el programa PREE si se ejecuta al máximo son los siguientes:

  • Rehabilitar 44.000 viviendas y 4 millones de m2 de edificios de otros usos.
  • Movilizar una inversión de 640 millones de euros..
  • Generar unos 11.500 puestos de trabajo directos.
  • Ahorrar 31 ktep/año en energía final.
  • Evitar 140.000 tCO2/año de emisiones a la atmósfera por consumo de energía.

Además, según el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, esta “ola de rehabilitación” generará unos 48.000 empleos netos entre 2021 y 2030. Y no sólo hablamos de empleos, cifras, millones… También hablamos de justicia social.

Porque las personas en situación más vulnerable en nuestra sociedad suelen habitar viviendas en peores condiciones de aislamiento. Por eso, este plan les ayudará especialmente, ya que, además, contiene líneas específicas que primarán las intervenciones en esas viviendas. Y si decimos justicia social, también decimos medioambiental. Tenemos un objetivo común como país, y una meta global, establecida en los Acuerdos de París, de salvar nuestro planeta y de descarbonizar nuestra economía de aquí a 2050.

El PREE y su guía no salvarán por sí solos el planeta, eso está claro.

¿Qué es un río?

 

Se considera río a toda corriente o curso de agua (generalmente dulce), que fluye de forma natural desde su lugar de nacimiento hacia una vertiente final constituida por mares, otros ríos, océanos, lagos, etc., aunque también los hay que van acortando su caudal y se evaporan hasta desaparecer, especialmente en terrenos secos y áridos.

Día Internacional de los Ríos 2021

Los ríos integran el ciclo hidrológico local y sus fuentes pueden ser muy variadas: aguas subterráneas, deshielo de montañas, glaciares o acumulaciones de nieve, manantiales, precipitaciones, etc. Ocupan el 0.1% de la corteza terrestre y su formación y cauces suelen tener orígenes muy diversos.

Los seres humanos siempre han tratado de vivir en sus cercanías, ya que son su principal fuente de agua potable, de hecho, las grandes ciudades del mundo se han edificado a orillas de un río. También proveen de alimentos y se usan para trasladarse por ellos, como elemento defensivo, para los deportes y la recreación y como fuentes de energías renovables.

El grave problema de la contaminación de los ríos

Los ríos son un recurso muy importante y su cuidado y preservación resulta de suma importancia, para la supervivencia de los seres vivos que dependen de ellos. Las ciudades y poblaciones cercanas dependen de ellos, pero también son las principales responsables de su contaminación y degradación.

Durante muchísimos años los ríos fueron depositarios de casi todas las aguas residuales de las ciudades, que se volcaban directamente en sus corrientes sin siquiera realizarles un filtrado previo. A medida que el problema se fue agravando, se fueron tomando una serie de medidas encaminadas a tratar dichas aguas antes de verterlas.

PUBLICIDAD

A día de hoy hay aún muchos lugares en los que no se hace tratamiento y gestión del agua y los ríos se han convertido en la continuación de las cloacas citadinas, recibiendo vertidos de todo tipo, que puede matarlos. A ello hay que sumar que, por desidia, comodidad y/o economía, todo tipo de basuras también acaba en sus lechos.

El tema industrial ya son palabras mayores. En las últimas décadas se ha tomado conciencia del terrible daño que los vertidos industriales provocaban en las corrientes fluviales, por lo que se han ido endureciendo las medidas de control, la legislación y las sanciones, pero a día de hoy aún no se ha conseguido subsanar este problema por completo.

PUBLICIDAD

El sector agropecuario también es un gran contaminador de los ríos. España es uno de los países de Europa que más pesticidas, herbicidas y abonos químicos emplea y por escorrentía, los restos de estos productos acaban en las corrientes fluviales provocando daños muy severos y difíciles de revertir.

Los fosfatos y nitratos presentes en los químicos provocan el crecimiento exagerado de cierto tipo de plantas acuáticas que acaban por cubrir la superficie de los ríos, un fenómeno llamado eutrofización. Al impedir el paso de la luz solar, la biota muere y la descomposición de sus restos genera enormes cantidades de metano, un peligroso gas de efecto invernadero 80 veces más peligroso que el CO2.

PUBLICIDAD

Los ríos y el estrés hídrico

El estrés hídrico es un deterioro de la calidad y/o cantidad del agua de un sitio y se presenta cuando la demanda es mayor que la disponibilidad puntual de la misma y/o cuando la calidad del agua no cumple con los requisitos mínimos para poder hacer uso de la misma y requiere restricciones en su empleo.

Que las cuencas fluviales (territorios circundantes y dependientes de un río) tengan un buen estado de salud es una condición indispensable para la vida de las personas que habitan en ella y para el mantenimiento de los diferentes ecosistemas que coexisten en sus proximidades y de la biota que contienen.

El aumento de la población ha disparado el consumo del agua a nivel mundial y ello ha traído como consecuencia, que los niveles de estrés hídrico de los ríos se disparen, agravándose más la situación en las naciones más pobres. En la gran mayoría de las regiones del planeta el riego es responsable de la mayor demanda de agua.

PUBLICIDAD

Si bien se intenta en muchos sitios, que las personas eviten desperdiciar agua no siempre se consigue tal objetivo, puesto que no solo es necesaria para vivir, sino que, los habitantes de los países más desarrollados también la emplean para otra infinidad de usos, muchos de los cuales son superfluos y prescindibles.

Ante situaciones en las que no se puede reducir el uso de agua, se intenta aliviar el estrés hídrico aumentando su disponibilidad. Para ello se emplean sistemas de desalinizado, se hacen transferencias entre cuencas y se intenta capturar el agua que se suele evaporar de manera improductiva. También resulta fundamental aprovechar los momentos en los que hay exceso, para almacenar la mayor cantidad de agua posible.

PUBLICIDAD

Pero de nada sirve que intentemos paliar las consecuencias del estrés hídrico, si no hay un cambio real en el comportamiento de los consumidores, encaminado hacia la sostenibilidad del uso del agua. Además de cuidar los ríos, las personas deben reciclar correctamente, reutilizar recursos, cuidar y proteger la biodiversidad, utilizar métodos de cultivo ecológicos y consumir menos y más responsablemente, para que nunca nos llegue el momento de sufrir sed.

En enero del año pasado, Ecologistas en Acción remitió a la Delegación Territorial de Almería de la CAGPyDS una solicitud de información ambiental sobre las tortugas moras que han sido trasladadas al CREA “Las Almohallas”, su estado actual y su destino. No tuvimos contestación, incumpliendo el plazo de un mes que estipula la normativa que regula el derecho de acceso a la información medioambiental. Tampoco tuvimos respuesta a la reclamación presentada en el mes de julio.

Ahora, con un año de retraso, se nos aporta la información solicitada. En total, entre 2011 y 2020, el CREA Las Almohallas ha recibido 6.840 tortugas moras, teniendo un pico en el año 2015, cuando se recibieron 3.203 tortugas, debido al efecto de la nueva legislación penal, que tipifica como delito la posesión ilegal de especies protegidas. Muchas personas se deshicieron de sus “mascotas”.

Miles de tortugas moras mueren en un centro de recuperación de Andalucía

El destino de estas tortugas ha sido el siguiente:

  • 3.798 -algo más de la mitad- han sido liberadas, en su mayoría en la Sierra de Cabrera.
  • 390 fueron trasladadas a otros CREA de Huelva y Granada, sin que se especifique su destino final.
  • 157 fueron sacrificadas por padecer rinitis, enfermedad que se desencadena, entre otras causas, por el hacinamiento y el estrés.
  • ¡Y 2.043 murieron!, un 30% del total, sin que se nos hayan aclarado las causas de esta enorme mortandad.
  • En el CREA Las Almohallas debería haber actualmente 461 tortugas moras, reconociéndose que hay menos, no se aclara cuántas, debido a los robos que han sufrido. ¡Un auténtico desastre!

No aclara la Delegación Territorial de la CAGPyDS por qué, si numerosas tortugas decomisadas o depositadas en el CREA son de origen marroquí, no se han traslado a ese país para su reintroducción en el hábitat natural.

La Tortuga mora (Testudo graeca) es una especie protegida, catalogada en peligro de extinción en el Libro Rojo de los Vertebrados Amenazados de Andalucía. También está incluida en la Lista Roja de la IUCN de especies amenazadas de extinción, protegida por la Convención de Berna, e incluida en la Convención CITES contra el comercio de especies amenazadas y en la directiva 1332/2005 de la Comunidad Europea, de forma que está absolutamente prohibida la captura de ejemplares salvajes.

Es una especie perimediterránea cuya distribución presenta una disyunción entre poblaciones orientales (Balcanes, Turquía, Oriente Medio) y occidentales (Magreb y sur de España). En Andalucía, las tortugas moras tienen su área de distribución natural en el Parque Nacional de Doñana y en el Levante almeriense.

Entre las principales amenazas con que se encuentra esta especie está la alteración de su hábitat, los incendios forestales y el comercio ilegal. En Almería, esta protección estricta no ha evitado que se haya permitido la destrucción de su hábitat por cambios de uso del suelo y roturaciones masivas en el Levante, a causa de la ganadería industrial, la agricultura intensiva, los proyectos urbanísticos y las infraestructuras viarias, especialmente en Vera. Ecologistas en Acción de Almería ha denunciado en varias ocasiones a la Fiscalía estas roturaciones ilegales, existiendo un procedimiento judicial en el juzgado de Vera por una de estas roturaciones.

PUBLICIDAD

Ecologistas en Acción exige a la CAGPyDS que proteja eficazmente a esta especie, así como que se lleve a cabo una investigación sobre las causas de esta desastrosa gestión de las tortugas moras en el CREA Las Almohallas, lugar donde se supone que deberían encontrar las tortugas decomisadas o depositadas por los ciudadanos un santuario, y se ha convertido en un cementerio.

  • En plena tramitación de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, Ecologistas en Acción hace un llamamiento al sentido común. La emergencia climática y las indicaciones científicas son incontestables y deberían ser el centro de la toma de decisiones.

El endeble Acuerdo de París (AP) establece que el único mecanismo para limitar el calentamiento global son los compromisos individuales de los países, comunicados en la forma de un documento conocido como NDCs (compromisos determinados nacionales, por sus siglas en inglés). En este camino de París, todos los países firmantes del acuerdo debían de comunicar antes del 31 de diciembre cuáles eran esos compromisos, una comunicación que solo han hecho a tiempo 75 países que apenas representan el 30 % de las emisiones globales.

La suma de estas reducciones de gases de efecto invernadero ha sido evaluada a través de un informe de síntesis recientemente publicado, y que muestra con contundencia lo lejos que está la comunidad internacional de cumplir el objetivo del AP de «limitar el incremento de la temperatura global muy por debajo de 2 ºC y perseguir esfuerzos para mantenerlo en 1,5 ºC».

Todos los países condenan al planeta a un calentamiento global de catastróficas consecuencias

Por tanto, la insuficiente ambición de los países implica para Ecologistas en Acción la condena a un calentamiento global de consecuencias catastróficas. La falta de voluntad e incapacidad de cumplir con las indicaciones científicas de los países vulnera el Acuerdo de París y la Declaración Universal de los Derechos Humanos, ya que, como la propia comunidad internacional ha manifestado en numerosas ocasiones, no enfrentar la emergencia climática se traducirá en mayores hambrunas, desplazamientos, pérdidas de ecosistemas y de vidas, entre otras muchas consecuencias.

Ecologistas en Acción considera inadmisible que, tras más de cinco años desde la adopción del AP, la suma de los compromisos presentados según las propias conclusiones de Naciones Unidas represente tan solo una reducción del 1 % de las emisiones en 2030 respecto a los niveles de 2010. El IPCC ha sido claro en establecer que esa reducción global para el año 2030 deberían ser de al menos el 45 % para tener poco más de la mitad de las posibilidades de ser capaces de limitar el incremento de la temperatura global en 1,5 ºC.

En plena tramitación de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética en el Congreso de los Diputados, la organización ecologista hace un llamamiento a la responsabilidad de proteger el interés general. La península ibérica es de las más vulnerables al cambio climático. Está en riesgo no solo la rica biodiversidad que tiene la región, sino también elementos identitarios tan importantes como los olivos o las vides.

La ley, al igual que los compromisos internacionales, está lejos de la altura de los compromisos climáticos. Solo hace falta comparar cómo se plantea una reducción de sólo el 23 % de las emisiones para 2030 frente al 55 % que sería el mínimo necesario. Una de las razones por la que Ecologistas en Acción, Greenpeace e Intermon Oxfam han interpuesto un contencioso judicial por la inacción del Estado español en esta lucha climáticas.

PUBLICIDAD

La normativa climática marco llega con más de una década de retraso, un déficit que debería solucionarse inmediatamente. Todavía existe una ventana de oportunidad para hacer un llamamiento al sentido común, a dejar de convertir esta importante pieza legislativa en una nueva batalla política. La emergencia climática y las indicaciones científicas son incontestables, y una respuesta política a la altura debería de saber escuchar y alcanzar un consenso global que garantice las medidas y herramientas necesarias para lograr la descarbonización de la economía antes de 2040.

La dilación en la tramitación de la ley, la falta de una participación plena en el establecimiento de objetivos y las concesiones en las enmiendas transaccionales a la rebaja de los escasos compromisos son temeridades demasiado caras que aún se pueden revertir. Del mismo modo, sería una imprudencia dejar al impulso empresarial las medidas de transición ecológica necesarias. La falta de medidas de planificación vinculantes a nivel estatal o, aún peor, la actitud cómplice de algunas administraciones públicas regionales a los proyectos más impactantes que se tiñen de verde, son la constatación real de la falta de comprensión de la importancia de la emergencia ecológica actual.

La publicación del informe de síntesis es sin duda una mala noticia, que recuerda que, mientras el tiempo para actuar se agota rápidamente, las medidas planteadas son tibias y lentas. Ecologistas en Acción recuerda que para enfrentar la emergencia ecológica no hacen falta palabras que solo benefician el lavado verde de grandes empresas, sino hechos concretos.

PUBLICIDAD

Es necesario asumir la imposibilidad de seguir manteniendo los consumos energéticos actuales y perpetuar el modelo de producción y consumo que ha llevado a la situación de emergencia ecológica. La organización ecologista señala, además, la imposibilidad de permanecer impasibles ante esta negligencia común a todos los gobiernos mundiales, que defrauda enormemente a los cientos de miles de personas que en 2019 exigieron medidas que nunca llegan.

La media para febrero de los últimos 5 años había sido de un 57,8% sin emisiones de CO2. Además, una de las principales razones detrás de esta favorable situación es que febrero culmina un trimestre muy ventoso, en el que la eólica ha sido la principal tecnología de generación.

Los beneficios económicos de la reducción del precio del mercado eléctrico en España son también comparativos con otros países europeos. Como se puede ver en el gráfico, el precio del mercado eléctrico español ha sido inferior en más de 20 €/MWh respecto a otros mercados importantes europeos:

En febrero de 2021 el 80% de la electricidad generada en España no ha contenido CO2

Según se muestra en el gráfico, una de las principales razones detrás de esta favorable situación es que febrero culmina un trimestre muy ventoso, en el que la eólica ha sido la principal tecnología de generación durante cada uno de los meses, con un 31,2% de la generación total proveniente del viento en el trimestre, y en el que cada mes ha batido su récord de generación mensual.

Esto ha propiciado que la generación eléctrica sin CO2 de diciembre hasta febrero haya sido el 76,12% del total. Es también importante el incremento de la aportación hidráulica en febrero.

En los ecosistemas modernos, la mayoría de las especies son pequeñas porque necesitan menos energía para subsistir y dividir sus recursos. Esto permite una mayor diversidad que entre las especies más grandes ya que estas requieren una cantidad de alimentos mayor. Curiosamente, este patrón no fue produjo entre los dinosaurios no aviarios, sino todo lo contrario.

“La mayoría de las especies de dinosaurios que conocemos son grandes”, recuerda a SINC Katlin Shroeder, investigadora en el departamento de Biología de la Universidad de Nuevo México en EE UU. Junto a sus compañeras, la científica quiso entender por qué la composición de las comunidades de dinosaurios, en general poco diversos, contrastaba tanto con la de mamíferos modernos y prehistóricos, y por qué predominaban los dinosaurios más grandes.

Dinosaurios gigantes, demasiado jóvenes para morir viejos

Para explicar esta tendencia, las paleontólogas realizaron la difícil y compleja tarea de recopilar y verificar la presencia de especies en todo el mundo a lo largo del Mesozoico, hace entre 250 y 65 millones de años. Para ello examinaron la distribución masiva global de dinosaurios de 43 comunidades diferentes en siete continentes que abarcan 136 millones de años y que incluyen más de 550 especies de estos animales.

Los resultados, publicados hoy en la revista Science, no solo explican por qué la diversidad de especies entre dinosaurios más pequeños fue menor que entre los grandes, sino también muestran las diferencias de distribución entre herbívoros y carnívoros. “Esto indica que hubo un impulsor ecológico local que influía en la diversidad de dinosaurios carnívoros”, indica Shroeder.

Aunque estos animales dominaron la Tierra hace 150 millones de años, los dinosaurios que pesaban menos de 60 kilos no eran muy diversos. Lo eran más los megaterópodos carnívoros, como el Tyrannosaurus rex, de más de 1.000 kilos y que podía alcanzar los 12 metros de longitud y los tres metros de altura. Además, entre estos animales pequeños y gigantes, las autoras detectaron una ausencia de especies de carnívoros medianos, de entre cien y mil kilos.

Una brecha cubierta por los jóvenes

El equipo de investigadoras da varias explicaciones a esta inusual distribución que conllevó a una reducida diversidad. Primero, la puesta de huevos en los dinosaurios proporciona una serie de beneficios a las especies, “principalmente porque se gasta relativamente poca energía en la gestación y que el tamaño de las nidadas y de las crías puede ser mucho mayor que en los animales que se dan a luz vivos”, comenta Shroeder.

PUBLICIDAD

A esto se añade la diferencia de tamaño entre las crías, que pesaban menos de 15 kilos al eclosionar, y los adultos de megaterópodos, que superaban la tonelada. Esto puede ser beneficioso para dividir los recursos alimentarios en un entorno concreto ya que se reducía la competencia dentro de una misma especie. Este reparto de recursos a través del crecimiento se conoce como cambio de nicho ontogenético.

Así, al crecer rápido, los megaterópodos jóvenes predominaron en los nichos ecológicos que de otro modo hubieran podido estar disponibles para taxones medianos en la era mesozoica. Esto explicaría la ausencia en el registro fósil de los mesocarnívoros de tamaño medio. Pero esta brecha en la distribución fue más pequeña durante el Jurásico (hace 205 millones de años) que el Cretácico (hace 135 millones de años) y era inexistente cuando en las comunidades de dinosaurios no había megaterópodos.

PUBLICIDAD

“Encontramos que los juveniles de megaterópodos representaban una mayor porción de la especie que los adultos, lo que indica que pudieron tener una influencia significativa en sus comunidades”, subraya la paleontóloga.

En el caso de los herbívoros, estos se vieron menos afectados por el cambio de nicho ontogenético. “Esto puede tener que ver con la forma en la que vivían: hay evidencia de que muchos dinosaurios herbívoros grandes vivían en grupos y, como comedores de plantas, es posible que hayan podido dividir sus recursos alimenticios verticalmente, con adultos grandes comiendo la parte superior de las plantas mientras que los más pequeños y los juveniles comían debajo”, detalla la investigadora.

Las paleontólogas concluyen así que el cambio de nicho ontogenético fue un factor importante en la generación de la estructura y diversidad de la comunidad de dinosaurios.

Pues con la energía pasa igual, pero peor: no tenemos “nevera” donde guardar al menos una parte para poder usarla más adelante y si producimos de más… no la podemos aprovechar.  Pero esta realidad, que “lastraba” el potencial de las energías renovables como la eólica o la solar, está ya cambiando.  Y, además, hay un plan ambicioso diseñado por el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico para acelerar ese cambio y se llama Estrategia de Almacenamiento Energético.

El plan ya está aprobado por el Gobierno y contiene 10 líneas de acción y 66 medidas. El objetivo es claro: multiplicar nuestra capacidad para almacenar energía de manera que, cuando tengamos mucha capacidad de producción, especialmente de renovables, podamos guardar el excedente y usarlo cuando nos convenga.

La revolución del almacenamiento de las energías renovables ya está aquí

Ahorro, seguridad y flexibilidad

Las ventajas son muchísimas. Y todas muy importantes.

El desarrollo de un sistema eficiente y amplio de almacenamiento energético cambiará nuestro sistema eléctrico, haciéndolo más estable y seguro, ahorrará dinero a hogares e industrias, y hará que respiremos un aire más limpio. El almacenamiento es clave para impulsar las energías renovables. Los días con mucho sol o mucho viento nos servirán para producir mucho y utilizar ese superávit almacenado en otros momentos del día, o cuando los días sean nublados o estén en calma, en función de la tecnología de almacenamiento que se utilice.

Y ya sabemos que, a más renovables, más ahorraremos en costes, porque son las más baratas. También nos beneficiaremos de menos emisiones contaminantes, porque son las más limpias. Además del ahorro, hay otras razones para apostar por el desarrollo de un sistema eficiente de almacenamiento: si somos capaces de almacenar más y más energía, el sistema será más seguro, fallará menos.

Seguramente habrás oído hablar de la flexibilidad del sistema: pues bien, eso significa que si hay algún problema en la producción, esta estrategia nos permitirá desplegar distintas opciones para que podamos ir a la reserva y seguir así proporcionando electricidad a quien la necesite, donde la necesite y en el lugar donde la necesite. El almacenamiento y la gestión de la demanda (que no es otra cosa que variar el consumo en función de las señales de precio del sistema eléctrico) jugarán un papel fundamental.

PUBLICIDAD

Todo esto será especialmente relevante para los sistemas eléctricos de Canarias y Baleares, de los cuales os hablé en mi anterior post, porque al ser sistemas pequeños y aislados son más vulnerables. Pero si son capaces de autoabastecerse con el recurso energético almacenado, habremos solucionado buena parte de estos problemas.

Y hablando de autoabastecimiento… Otro gran beneficiario con las tecnologías de almacenamiento serán los consumidores que apuesten por convertirse en productores, ya que al fin dispondrán de una tecnología que facilitará el proceso enormemente. Tal y como comentábamos cuando os hablé de las Comunidades Energéticas Locales, la largamente esperada promesa de democratización de la energía está llegando, con la ecuación Producción más almacenamiento = autoconsumo eficiente.

Nuevos modelos de economía sostenible

A tener en cuenta también: el almacenamiento está creando nuevos modelos de negocio, nuevas expectativas de progreso y perspectivas de desarrollo. ¿Has pensado en la cantidad de pasos y de fases que necesita un proyecto como este para salir adelante? A eso se le llama cadena de valor, y cada eslabón es una oportunidad para crear empleo, oportunidades y futuro.

PUBLICIDAD

Un repaso rápido nos llevaría a pensar en fabricantes de componentes, suministradores de materias primas y piezas eléctricas, de sistemas de protección y de integración en el territorio, servicios al usuario final para que pague menos en su factura y optimice su consumo, gestión de residuos y de reciclaje…

Si, además, potenciamos que sean fabricantes y proveedores nacionales y que buena parte de todo esto se desarrolle en comarcas y regiones que antes vivían de una producción basada en los combustibles fósiles… estaremos consiguiendo vertebrar el país con una transición justa, que significa acordarse de todos, no dejar a nadie atrás.

La innovación y la tecnología necesarias para conseguir desarrollar plenamente los sistemas de almacenamiento de energía incluyen:

PUBLICIDAD

  • Las centrales hidráulicas de bombeo, que permiten impulsar el agua para almacenarla en depósitos a gran altura y liberarla para producir electricidad cuando hay alta demanda
  • Las baterías, que son especialmente relevantes tanto por su aplicación en movilidad eléctrica como en sistemas de autoconsumo para viviendas o negocios, donde, en combinación con placas solares, permiten almacenar la energía sobrante para utilizarla en los momentos en los que no hay sol.
  • Los sistemas de almacenamiento térmico, una tecnología en la que España es líder y que se aplica, por ejemplo, en las centrales termosolares, donde se almacena calor en tanques de sales fundidas a alta temperatura para posteriormente emplearlo en la producción de electricidad.
  • El muy prometedor futuro del hidrógeno verde, del que ya os comenté sus posibilidades aquí y aquí. 

En este vídeo te explicamos todos estos conceptos para que puedas entenderlo aún mejor:

El presente y el futuro

¿Cuál es ahora mismo nuestra capacidad de almacenamiento? En estos momentos podemos almacenar unos 8,5GW, en su mayoría en centrales de bombeo hidráulico y termosolares. Pues bien, el plan pretende pasar a 20GW en 2030, con un papel muy relevante de los baterías asociadas a autoconsumo, y de ahí saltar a los 30GW en 2050.

Esos son las dos horizontes clave y que son coherentes con lo establecido en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), que marca que para 2030 el 74% de nuestra electricidad debe ser de origen renovable, y el 100 % para 2050.  Son, pues, herramientas imprescindibles para que España sea capaz de cumplir con su compromiso, que también es el de Europa, adquirido en el Acuerdo de París: la total descarbonización de nuestra economía en la fecha clave del 2050.

En este sentido, el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia supondrá una oportunidad para, entre otros, fomentar un mayor uso de estas herramientas y una mayor flexibilidad del sistema, propiciando así una salida verde de las crisis económica originada por la COVID-19. El reto global es enorme y en él nos jugamos un futuro que estamos ya construyendo. Y España lo está haciendo desde un papel protagonista, porque estamos siendo líderes en esta transformación.

Datos interesantes de los pistachos

Los pistachos (Pistacia vera) también conocidos como pistaches o alfóncigos, pertenecen a la familia Anacardiaceae y al género Pistacia. Son los frutos del tipo drupa, de un árbol de unos 10 metros de altura, de clima desértico o secano, que demora de 8 a 12 años en fructificar.

Se cuentan entre los frutos secos comestibles con mayor antigüedad en el mundo  y  un  superalimento: las primeras plantaciones de pistachos provienen de Asia occidental, desde donde su consumo y cultivo se extendió, especialmente desde Irán Central hacia las costas mediterráneas y desde allí al resto del mundo. Las primeras noticias escritas de los pistachos se remontan al final de la dominación de Roma.

Día Mundial del Pistacho 2021, un superalimento de 1er nivel

El mayor productor de pistachos del mundo sigue siendo Irán, con más de 500 mil toneladas anuales (dato de 2018), seguido por EEUU, Turquía y China. En España se plantan pistachos a gran escala, ubicándose en el séptimo puesto de la lista de países con mayor producción de este fruto, para consumo interno y exportación.

Un súper alimento muy beneficioso

El pistacho tiene una gran cantidad de propiedades debido a su alto contenido en nutrientes, lo que lo hacen un fruto seco no sólo exquisito y versátil a la hora de prepararse y consumirse, sino también un complemento alimenticio ideal para mantener una vida saludable. Gracias a estas características se lo considera un superalimento.

Destaca el pistacho entre los demás frutos secos, gracias a que su composición es sumamente equilibrada. Contiene proteínas, carbohidratos, aminoácidos, antioxidantes, vitaminas (A, C, E, K y complejo B), fibra vegetal, grasas saludables y minerales, tales como: fósforo, calcio, magnesio, hierro, zinc, potasio, sodio y cobre.

PUBLICIDAD

 

El consumo regular y mesurado de pistachos ecológicos puede tener excelentes beneficios para la salud de las personas. En general, para un adulto se recomienda la ingesta de unos 30 gramos diarios (de 45 a 50 unidades sin cáscara), en el contexto de una dieta completa y balanceada, que debe ser acompañada por una rutina de ejercicios físicos diaria.

Promueven la salud cardíaca

Comer pistachos ayuda a disminuir los niveles del colesterol “malo” (LDL) en la sangre, que es causante de muchas afecciones cardíacas. Además, sus fitoesteroles, los antioxidantes y los ácidos grasos insaturados resultan excelentes promotores de la salud del corazón. A ello se le suma que los pistachos contienen l- arginina, un aminoácido que previene la coagulación irregular de la sangre y el endurecimiento arterial.

Propiedades afrodisíacas

Desde tiempos inmemoriales se conoce que algunos frutos secos pueden resultar excelentes estimulantes de la libido, por lo que se los suele recetar como afrodisíacos. Los pistachos no son una excepción, pero, además, está comprobado que su consumo puede potenciar la función eréctil, mejorando la vida sexual masculina de manera significativa.

PUBLICIDAD

 

Controlan la diabetes

Los antioxidantes de los pistachos son muy importantes a la hora de reducir el proceso de glicación, que es una interacción entre los glúcidos (azúcares) y las proteínas, mediante enlaces inapropiados que acaban por inutilizar a estas últimas. Además, ejercen un control saludable de la presión arterial y de los niveles de azúcar en sangre.

Gran fuente de vitamina B6

Los impulsos nerviosos necesitan el apoyo de ciertos aminoácidos, que solo se sintetizan en presencia de la Vitamina B6, por lo que, al contener una buena dosis de dicha vitamina, a los pistachos se los consideran alimentos neuro protectores. También es fundamental la B6 para elevar las defensas naturales del cuerpo, puesto que fortalece el sistema inmunológico.

Aportan mucho hierro y cobre

Los minerales suelen ser complementarios a la hora de absorberse; el hierro es buen ejemplo de ello, ya que necesita de la presencia del cobre para que el cuerpo lo asimile y metabolice completamente. Los pistachos contienen ambos minerales, por lo que son ideales para combatir afecciones de la sangre.

PUBLICIDAD

 

Control del peso

Los nutricionistas suelen incluir un puñado diario de pistachos en las dietas que prescriben a quienes buscan bajar de peso. Esto se debe a que estos frutos secos contienen un alto porcentaje de proteínas vegetales y de fibras, al tiempo que la cantidad de grasas y de calorías es bastante baja. Son apetitosos y una vez consumidos dan sensación de saciedad.

Ayudan a una buena digestión

La fibra vegetal que contiene los pistachos es vital para el óptimo funcionamiento del sistema digestivo, especialmente del tracto intestinal, que necesita de este elemento para poder hacer una correcta eliminación de los desechos de la digestión. Unos 30 gramos de pistachos aportan una cantidad de fibra significativa y saludable (3 gramos).

Protegen la piel

Son un excelente elemento de hidratación para la piel, ya sea ingeridos o en forma de cremas o de aceites, aplicados de forma tópica. Esto se debe a que contiene ácidos grasos de fácil absorción, que resultan muy eficaces para proteger la piel y evitar la pérdida de agua a nivel epidérmico.

Saludables para los ojos

Muchos de los elementos que contienen los pistachos son necesarios para mantener una buena salud ocular, pero especialmente los antioxidantes carotenoides como la zeaxantina y la luteína, son vitales para prevenir la aparición de patologías de este tipo, especialmente en el caso de mayores de 60 años, que son proclives a padecer de degeneración macular por edad o DME.

Del año al día

El 2016 fue elegido por la ONU como el Año Internacional de las Legumbres. Durante 12 meses se llevaron a cabo campañas de sensibilización en todo el mundo, orientadas a que la gente supiese cuán importante es para la salud el consumo de este tipo de verduras, que pueden cultivarse casi en cada rincón del planeta.

Ante el éxito de esta campaña de ese año y la evidencias de que, aún quedaba mucho camino por recorrer a la hora de informar acerca de los beneficios y propiedades de estos increíbles alimentos se decidió instruir el Día Mundial de las Legumbres, eligiéndose para conmemorarlo el día 10 de febrero.

Día Mundial de las Legumbres 2021

¿Qué son las legumbres?

Las legumbres son una familia de plantas, cuya taxonomización es Leguminosae Fabaceae. Está compuesta por casi 20.000 especies, que se conoce en todas partes del mundo, de hecho, es muy difícil encontrar el origen de estas verduras, puesto que se las cultiva en todos los continentes desde tiempos muy remotos.

Se cree que podrían tener un tronco común anterior a la conformación tectónica actual de la Tierra, cuando solo existía Pangea y que tras la ruptura, cada continente desarrolló sus propias “versiones”. El frijol es buen ejemplo de ello, ya que se encuentran especímenes distintos en cada zona del planeta y muchos de ellos son endémicos.

Las legumbres tienen un alto contenido de carbohidratos complejos como son el almidón y la fibra. Los hábitos de crecimiento de estas plantas son muy dispares, presentándose como hierbas, árboles, arbustos, etc. y su característica más importante es que se las cultiva con el único objetivo de obtener sus frutos, muchos de las cuales a día de hoy están considerados como superalimentos.

PUBLICIDAD

Se dividen en dos grandes subgrupos: las leguminosas maduras, que son las que se dejan en las plantas hasta que se secan por completo y para su consumo suelen requerir un proceso de rehidratación y las leguminosas inmaduras, que pueden consumirse cuando las semillas aún están blandas.

¿Por qué consumir legumbres?

En la mayoría de las dietas y de los planes de nutrición, excepto cuando hay una prescripción médica en contra debido a una patología específica, están presentes las leguminosas. Esto se debe a que, tanto por los nutrientes que contienen como por el aporte en fibra, resultan sumamente beneficiosos para quienes las consumen.

Estos superalimentos contienen diferentes tipos de nutrientes en cantidades significativas y se aconseja elegir legumbres ecológicas, que son más sanas que las de cultivos tradicionales. Son ricas en proteínas vegetales, vitaminas (especialmente el folato, un tipo de vitamina B), carbohidratos complejos y saludables, antioxidantes, minerales (hierro, fosforo, zinc, selenio o magnesio) y diferentes tipos de fibras.

PUBLICIDAD

Tienen un índice glucémico muy bajo, combinan proteínas con fibras vegetales y su digestión es lenta, por lo que, a las personas que tiene problemas de azúcar en sangre, les evitan padecer los temidos “picos de azúcar”. Además de disminuir el riesgo de diabetes, reducen el de padecer enfermedades cardíacas, porque son reguladoras naturales de la presión arterial.

Se asocian con las dietas para disminuir el peso, puesto que contienen cantidades ingentes de fibra, que resultan muy saludables para el colon y su índice graso es prácticamente nulo. Para aquellas personas que deciden no comer carnes, como los vegetarianos o los veganos, constituyen su fuente más importante de las imprescindibles proteínas.

PUBLICIDAD

¿Que son los Anti nutrientes?

Los anti nutrientes son algunos compuestos que están presentes en las leguminosas y que podrían bloquear la asimilación de algunos nutrientes procedentes de otros alimentos, algo que se combate eligiendo una dieta variada y sana, que incluya alimentos de todos los grupos posibles (lácteos, carnes, frutas, verduras, etc.).

Entre los anti nutrientes más comunes que se encuentran en las legumbres están las lecitinas, los filatos o ácido fítico, los taninos o las saponinas, que pueden interferir en la forma en la que el organismo absorbe ciertos nutrientes, especialmente algunos minerales como el calcio, el zinc, el hierro o el fósforo.

¿Qué legumbres comer, cuánto y cómo?

Las legumbres más consumidas en nuestro país son los garbanzos, las lentejas, las alubias, las habas, las judías o los guisantes. Las legumbres son parte fundamental de la llamada dieta mediterránea y casi en cada comunidad se cultivan variedades propias, muchas de las cuales son ecológicas y cuentan con Denominación de Origen.

Se considera que la ingesta de legumbres debe ser de tres a cuatro porciones semanales como mínimo. Se considera una porción a una taza de legumbres una vez hidratadas y cocidas y a menos que el medico indique lo contrario, cuantas más se coman, mejor. Ya lo dice el refrán: “tres a la semana, la legumbre es muy sana”.

PUBLICIDAD

En cuanto a la conservación de las legumbres, es aconsejable colocarlas en espacios cerrados, frescos y secos, en envases de vidrio, que estén herméticamente cerrados y cuidar que no estén expuestos a la luz solar. También se los puede tener congeladas, enlatadas o empaquetadas, vigilando siempre las fechas de vencimiento.

En cuanto a cómo comer legumbres, las posibilidades son prácticamente infinitas, ya que se pueden preparar en ensaladas, en guisos, en sopas, en tartas, como acompañamiento de otros platos, como relleno, en puré, etc. Mientras sean legumbres ecológicas, el límite lo pone la imaginación del consumidor.

  • Cada día es más urgente reformar la Ley 24/2013 del Sector Eléctrico

La Fundación Renovables ha publicado un informe en el que se proponen diferentes líneas de actuación sobre la tarifa y el mercado eléctrico para reducir el precio de la electricidad y que esta responda al “pago por uso”, siendo transparente con los costes que la originan. Apostar por la electrificación en nuestro país es una tarea complicada si el precio de la electricidad continua bajo los parámetros actuales, no siendo competitiva, por causas regulatorias, respecto a otras energías más contaminantes a las que debe sustituir.

Desde la Fundación Renovables entendemos que la energía es un derecho y, como tal, disminuir su precio supone un paso para garantizar su acceso universal. Es evidente, desde hace años y a causa del aumento de la penetración de las renovables en el mix eléctrico, que necesitamos reformar Ley 24/2013 del Sector Eléctrico, así como adaptar el modelo marginalista en la fijación del precio del pool, sacando de la oferta las centrales que podrían disponer de un precio cerrado de largo plazo, como ha sido el caso de la reciente subasta de potencia renovable.

La electricidad no puede, a efectos impositivos, ser tratada como un bien de lujo

Desde la Fundación Renovables creemos que es fundamental llevar a cabo una limpieza profunda de la tarifa eléctrica reduciendo los costes regulados contenidos en ella.

Dentro de la parte regulada, estamos de acuerdo con la iniciativa  de la creación del Fondo Nacional para la Seguridad del Sistema Eléctrico – FNSSE (41% de los costes regulados sobre la base de 2019), pero dejando constancia de que tiene margen de mejora: la reducción a dos años del periodo transitorio, la necesidad de introducir los gravámenes por unidades físicas transparentes y comprensibles que no oculten la realidad, la consideración de exenciones, pero con carácter transitorio, parcial y degresivo, la acotación de las compensaciones, el mantenimiento de la iniciativa en el tiempo y su uso como instrumento de mejora de la sostenibilidad energética.

Otro punto a abordar es el de las partidas fijadas para la retribución de las inversiones de la distribución y el transporte de electricidad (38% de los costes regulados), que consideramos que deberían aplicarse en función del servicio prestado, abriendo la posibilidad a que estas actividades las asuman los contribuyentes y no los consumidores.

Proponemos trabajar para reducir la cuota de amortización de la deuda del déficit de tarifa (un 15% de los costes regulados), bien como una extensión del plazo de amortización hasta el límite de 2034 que la regulación permite o por su inclusión, de forma parcial, en el FNSSE. Consideramos que los costes extra peninsulares (6% de los costes regulados) deberían sacarse de la tarifa e incluirse en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y que es innecesario mantener los cargos por interrumpibilidad. También proponemos la creación de una tarifa social cuyo coste sea asumido por los contribuyentes y no por los consumidores de electricidad.

PUBLICIDAD

La política fiscal que existe alrededor de la electricidad y de su tratamiento como un bien de lujo en España, creemos que debe ser revisada, como lo demuestra que el IVA sea al 21%. Por ello, proponemos su reducción, al menos para los consumidores que son sujetos pasivos de IVA. Lo mismo sucede con la aplicación del impuesto de generación del 7% a las energías que no son contaminantes y creemos que se deben introducir elementos correctivos en la aplicación y destino de la tasa del CO2, porque es contradictorio que lo que tiene como objetivo gravar las emisiones acabe gravando el precio de la electricidad.

Del análisis detallado de todas y cada una de las partidas incluidas en el documento se concluye que es posible actuar sobre ellas para reducir el coste de la electricidad para el consumidor, sin la necesidad de largos procesos normativos y permitiendo tener un precio de la electricidad transparente, eficiente, competitivo, real y sostenible.

Fernando Ferrando, presidente de la Fundación Renovables, señala que: “tenemos un precio de la electricidad alto porque así se ha decidido. Necesitamos actuar para que la electricidad se convierta en el vector energético básico de la cobertura de nuestras necesidades”.

  • Según el Observatorio de la Sostenibilidad, los ríos y cauces naturales de nuestro país han sufrido una reducción de su superficie (un 12% entre 1987 y 2000)
  • El uso masivo de sal contra el hielo provoca daños en acuíferos, fauna y flora
  • La planificación urbana debe contar con mejores estrategias y planes de prevención y gestión de riesgos, especialmente en emergencia climática

Tras Filomena, la Península se enfrenta a las borrascas Gaetán y Hortense, fenómenos con lluvia y viento que pasarían desapercibidos si no “lloviera sobre mojado”. Ocho comunidades autónomas (Principado de Asturias, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Andalucía, Aragón, Madrid, La Rioja y Navarra) tienen ya aprobada la declaración de “zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil”, por los daños de las últimas nevadas, que, previsiblemente, se desharán con la lluvia y el ascenso de las temperaturas, poniendo en riesgo de inundaciones a distintas zonas de nuestra geografía.

Inundaciones

En las últimas semanas, se han superado espesores de nieve por encima de los 20 cm, o hasta de los 60 cm en lugares como la Comunidad de Madrid. Esto hace que algunas cuencas, como la del Tajo, hayan alcanzado registros históricos de volumen de agua en forma de nieve, con cerca de 245 hectómetros cúbicos (hm3), según datos de la Confederación Hidrográfica del Tajo.

España carece de preparación para afrontar eventos climáticos extremos

Sin heladas, ahora la lluvia acelerará el proceso de fusión, especialmente en aquellas zonas de montaña donde hay más nieve acumulada: sierras, zonas de altitud entre la montaña y la llanura y en zonas de confluencia de cauces.

Los humanos hemos invadido el propio territorio del río, constriñéndolo, y por lo tanto sufrimos las consecuencias de ello cuando hay crecidas. Hemos convertido ríos sinuosos en canales casi lineales de hormigón, lo que hace que el agua corra más rápido y por lo tanto aumente el riesgo de inundación y su peligrosidad”, ha advertido Julio Barea, portavoz de Greenpeace España.

Y es que la evolución que están experimentando los usos del suelo en España, principalmente a causa de los avances de una urbanización realizada de forma masiva y sobre terrenos no siempre adecuados, es muy preocupante:

  • Se ha invadido el Dominio Publico Hidráulico, con viviendas, infraestructuras y todo tipo de equipamientos.
  • Ha desaparecido, y/o se ha alterado sustancialmente, la vegetación de ribera en la práctica totalidad de los ríos de nuestra geografía.
  • Se han producido cambios morfológicos y topográficos alterando las funciones geomorfológicas de los espacios fluviales, debido a las afecciones por la construcción de obras públicas y urbanizaciones derivadas del planeamiento urbanístico municipal.

El problema es tal que, según el Observatorio de la Sostenibilidad, en España, solo desde el año 1.987 al año 2.000, los ríos y cauces naturales sufrieron una reducción de su superficie en un 12%, es decir, en 7.508 Has.

PUBLICIDAD

El uso masivo de sal

Para favorecer el derretimiento de la nieve y el hielo, el uso (y abuso) de sal, salmueras y fundentes salinos crea graves problemas. El más directo, en las propias infraestructuras viarias: el cemento, el asfalto, el mobiliario urbano y hasta las señalizaciones se ven afectados por procesos de corrosión. También los crea directamente en el parque automovilístico produciendo daños en vehículos, principalmente en sus carrocerías.

Pero los daños medioambientales son también evidentes y devastadores para el entorno, ya que la sal se arroja, casi siempre, en vías montañosas, que son zonas más frágiles y de ecosistemas sensibles. En ellas, el aumento de la salinidad afecta muy negativamente, pues al disolverse la sal se descompone en elementos sobre el terreno, que se filtran en los acuíferos y terminan en cauces fluviales, afectando también directamente a plantas y animales, pudiendo incluso matarlos.

En el caso del uso masivo en la ciudad de Madrid, también afectará al alcantarillado y las estaciones depuradoras, cuyos digestores biológicos no podrán soportar un aumento tan elevado de la salinidad, por lo que o bien se perderá durante días la posibilidad de depurar correctamente las aguas residuales o bien se tendrá que realizar un bypass de las aguas directamente a los cauces del Manzanares y el Jarama para evitar daños en las plantas depuradoras.

PUBLICIDAD

Ello provocará un daño directo a estos ríos, a la fauna y flora que viven en ellos y a sus riberas. Una tonelada de sal cuesta entre 60 y 80 euros, pero existen alternativas (más caras y más baratas también) como son el acetato de calcio y el magnesio, más biodegradables y menos corrosivas, arenas, gravillas y cenizas vegetales o productos agrícolas residuales como la urea o el jugo de remolacha.

Soluciones

En medio de una escalada global de temperaturas medias, se irán registrando cada vez más eventos episódicos extremos. Pero las grandes ciudades siguen sin estar adaptadas a la emergencia climática ni a fenómenos como Filomena. El cúmulo de restos y residuos nos hace pensar que los desagües, alcantarillado o canalones, no van a estar suficientemente limpios para poder recibir todo el agua de fusión estos próximos días, incluyendo también los de nuestras casas. La planificación urbana debe contar con estrategias y planes de prevención y gestión de riesgos que, a través de una gestión pública, sean capaces de responder de forma rápida y eficaz a las necesidades que se presenten.

La gestión del riesgo de inundaciones exige una visión conjunta a nivel de cuenca y una adecuada ordenación del territorio que se ha obviado. Los políticos/as suelen señalar al insuficiente mantenimiento de los cauces o a la falta de limpieza de los mismos para excusarse.

Greenpeace señala que se debe:

  • Incluir el riesgo de inundación en la planificación urbanística.
  • Contemplar que los usos del suelo en zonas inundables sean compatibles con las inundaciones.
  • Establecer franjas amplias de protección en los márgenes de los torrentes.
  • Trabajar con sistemas eficientes de alerta meteorológica.
  • Contar con más estudios de atribución en y para España, dado que es la única herramienta científica que nos informa, de modo objetivo, sobre la relación entre el CC y un determinado evento meteorológico.

¿La clave son las ciudades?

Las ciudades son el principal foco de contaminación por gases de efecto invernadero, partículas y elementos polucionantes. Dichos niveles dependerán del tamaño de las mismas, del tipo de actividades que en ellas se lleven a cabo y de la educación y grado de involucramiento en la búsqueda de soluciones, de sus habitantes y sus gobernantes.

Por tanto, la movilidad eléctrica debe ser una de las bases de la reconversión, de las ciudades que apuesten por liberarse del carbono. De hecho, en países como Noruega, Francia, Finlandia o Países Bajos se pueden encontrar metrópolis en las que el mix eléctrico va camino de independizarse de los combustibles fósiles y se imponen los coches eléctricos.

Movilidad eléctrica las ciudades tienen que espabilarse

Los coches eléctricos son uno de los pilares de la movilidad eléctrica y la realidad es que, a pesar de que se maquillen las cifras y se publiciten datos incorrectos, en la mayoría de los países del mundo se siguen comprando mayoritariamente vehículos que funcionan con combustibles fósiles, en detrimento de los que no contaminan.

Lo que sí es cierto es que hay un aumento generalizado, sostenido y bastante rápido de las ventas de coches eléctricos en los últimos años, lo que presagia que su evolución continúe. Por otra parte, el confinamiento por la pandemia no ha hecho otra cosa más que evidenciar que es posible respirar aire puro en las ciudades y que el peor vecino del planeta es el ser humano.

La industria, los usuarios y los gobiernos

Los últimos años se han conseguido importantes avances en el ámbito tecnológico, que han ayudado a que las opciones de coches electicos se multipliquen y que sus costos de fabricación se redujesen. A pesar de esta realidad, las grandes marcas no ofrecen tantas alternativas 100% eléctricas e hibridas, como sería de esperar.

La industria automotriz pretexta que estos coches necesitan grandes inversiones iniciales y mucho dinero para innovación y que los vehículos eléctricos adolecen de las incertidumbres de siempre: la autonomía, la vida útil, el reciclaje de las baterías, la disponibilidad de puntos de recarga, etc. Es decir, las mismas excusas que esgrimen los usuarios para no adquirir este tipo de coches.

PUBLICIDAD

A día de hoy los gobiernos deben incentivar la compra de coches electicos, como ya lo hicieron en su momento con los de combustión interna; un plan a largo plazo que incluya bonificaciones, subvenciones y exención de peajes e impuestos a nivel nacional. De manera paralela y local, en cada ciudad se le deben dar beneficios como recargas y aparcamientos gratuitos, opciones de uso del carril bus o permisos de aparcamiento especiales y prioritarios.

Otro de los temas que compete a los gobiernos locales y nacionales es el de la posibilidad de que las redes de distribución eléctrica puedan saturarse, si las mismas no se adecuan a las posibles nuevas cargas. Los picos de consumo que podrían darse si la venta de coches eléctricos se dispara, son algo que se debe prever, para no tener que paliarlos cuando ya sean un problema.

PUBLICIDAD

Las ciudades y las naciones deben prepararse para el cambio hacia los coches eléctricos, algo que obligatoriamente debe pasar por la descarbonización real, progresiva e inexcusable de la generación energética sin la cual la movilidad eléctrica tendría escasos, condicionados y limitados beneficios.

Ejemplos de que es posible el cambio

En 1990 la ciudad de Oslo, capital de Noruega, fue pionera a nivel mundial en este tipo de planes de desarrollo de la movilidad eléctrica, creando una serie de políticas de incentivo para la compra de coches 100% eléctricos y de vehículos híbridos enchufables. A día de hoy en Oslo más de la mitad de los coches son de ese tipo y las cifras nacionales superan el 40%.

Ámsterdam, en los Países Bajos se ha propuesto que para 2025 se logre una descarbonización total del tráfico de la ciudad y que este sea cero emisiones. Para ello, el municipio ha creado un departamento que se dedica a la implantación de la movilidad eléctrica, desde el que se apoyan una amplia cantidad de proyectos.

PUBLICIDAD

Por ejemplo: gradualmente se están excluyendo de ciertas zonas a los vehículos que se consideren más contaminantes. Además, se está intentando una reconversión de los taxis para que todos sean ecológicos, a cambio de darles beneficios y bonificaciones a sus conductores y de la instalación de puntos de recarga rápida gratuitos y de fuentes renovables.

Otro de los sistemas que fomenta el municipio de Oslo es el de compartir vehículos eléctricos. Pero no solo se preocupan de que en un coche no vaya solo una persona, sino que también apoyan la tenencia compartida de bicicletas y ciclomotores, lo que permitiría que estos recursos se emplearan de la manera más eficaz, optimizando su vida útil.

Las metrópolis de muchos otros países están tomando el ejemplo de estas ciudades pioneras, que han puesto en marcha sistemas con los que han obtenido resultados provechosos. Pero es un proceso lento y arduo, ya que la implantación de estos planes no es fácil: requiere tiempo, una buena planificación y muchas negociaciones, además de un alto nivel de educación, concienciación e implicación de sus habitantes.

El Gobierno acaba de impulsar su desarrollo financiando el proyecto español Culturedmeat. Una iniciativa basada en la tecnología de la empresa vasca Biotech Food y gestionada por un consorcio formado por ocho empresas de biotecnología y producción alimentaria, incluidas dos fabricantes de productos cárnicos.

A través del Ministerio de Ciencia e Innovación, Culturedmeat recibirá 3,7 millones de euros para investigar sobre el desarrollo de carne producida a partir de agricultura celular, que permitirá la obtención de productos cárnicos, que a diferencia de los convencionales, servirán para la prevención del cáncer de colon y las enfermedades coronarias.

España financia la investigación de carne cultivada, para evitar el sacrificio de los animales

Por su parte, la Comisión Europea ha dotado a Biotech Food de otra subvención de 2,7 millones de euros para su proyecto Meat4All de carne cultivada. Tratándose en este caso, de la primera subvención europea destinada a un proyecto de estas características.

¿Cómo se obtiene la carne cultivada?

La producción de este tipo de carne comienza con la obtención de células mediante una biopsia del músculo del animal; un cerdo, una vaca o un pollo. Por ejemplo, las células extraídas de un cerdo pueden producir lo mismo que 400 cerdos en 1 año.
Posteriormente, se reproduce por medio de cultivos celulares, obteniendo la materia prima para la elaboración de productos cárnicos como hamburguesas, salchichas o embutidos.

Biotech Foods, ubicada en San Sebastián, ya dispone de una planta piloto de producción de carne cultivada y trabaja en el diseño de una con capacidad industrial.

¿Cuales son las ventajas de la carne cultivada?

  • No necesita sacrificar animales.
  • Reduce las emisiones de gases de efecto invernadero y el gasto de agua que produce la ganadería convencional.
  • Disminuye la aparición de nuevas enfermedades zoonóticas y evita el uso de antibióticos.
  • Reduce los problemas de obesidad, coronarios y el riesgo de padecer cáncer de colon..

¿Ya se consume?

Singapur ha sido recientemente el primer lugar del mundo en autorizar el consumo de la carne cultivada y garantizar su seguridad. La start-up estadounidense Eat Just ha comenzado ya a elaborar pollo a partir de carne cultivada y comercializarla en el país. Se espera que en breve la Comisión Europea evalúe su seguridad y elabore una regulación sobre la carne cultivada.

PUBLICIDAD

¿Una tendencia en el mundo?

La producción de carne cultivada ha despertado un gran interés en la industria y son numerosos los fondos de inversión que apuestan por esta nueva forma de producción de carne.

Inversores como Bill Gates o Richard Branson, así como las empresas cárnicas Tyson o Cargill, están apoyando también al desarrollo de la carne cultivada. En este caso, financiando a la estadounidense Memphis Meat, cuyos presupuesto supera ya los 180 millones de dólares.

Hace unos días las organizaciones de protección animal de Barcelona recibieron un email donde se les informaba de la desaparición de una línea presupuestaria específica, dentro de la Convocatoria General de Subvenciones, destinada a la protección de animales a través de la gestión cívica.

Esto es el trabajo gratuito 24/7 del tejido de organizaciones y activistas que gestionan tareas tales como rescate de animales en situación de maltrato, recogida de animales abandonados, campañas de adopción y sensibilización, gestión de colonias felinas, campañas en las escuelas, etc.; en síntesis, un trabajo que debería recaer 100% sobre la gestión pública y que sin embargo es llevado a cabo a través de un enorme entramado de ciudadanas y ciudadanos de forma gratuita pero a la vez profesional y metódica.

El Ayuntamiento de Barcelona de Ada Colau ‘fulmina’ las subvenciones en favor de los animales

El retiro de esta partida mal llamada subvención se justifica en el correo como una medida de ajuste y austeridad ante la situación económica de las administraciones públicas ante la Covid-19. Este argumento, lejos de justificar la decisión, se hace más incoherente y ofensivo ante las siguientes evidencias concretas: ya en 2020, sin un contexto de pandemia, el actual gobierno había reducido la misma un 40%, y este año simplemente ha acabado de ejecutar, con el 60% restante, lo que comenzó a desmontar en el anterior ejercicio.

No menos importante, en la actualidad siguen activas decenas de partidas presupuestarias y gastos públicos disparatados, muchos de ellos de carácter lúdico, como los dañinos fuegos artificiales de fin de año (que mataron decenas de animales e incendiaron la naturaleza en Montjuïc, además de los ya habituales perjuicios a recién nacidos, personas con hipersensibilidad o adultos mayores).

En relación al mantenimiento de la línea de subvenciones dirigida a entidades que cuidan de las colonias de gatos (destinada a la esterilización), es importante señalar que esta decisión también ha afectado negativamente a las ayudas destinadas a tareas de sensibilización y que dichas entidades siguen haciéndose cargo de los costes de facturas veterinarias y alimentación, cuyo cubrimiento repercute en beneficio de toda la ciudadanía de Barcelona. Así mismo, se ha vuelto a postergar la puesta en marcha del centro de acogida de animales de la ciudad, que personas y entidades llevan esperando desde hace décadas.

Tal y como apunta Carla Cornella, presidenta de FAADA, «es imprescindible considerar que el Ayuntamiento tiene la competencia y la responsabilidad en la gestión de la protección de los animales de Barcelona y que desde las entidades de la ciudad trabajamos cada día del año asumiendo una parte de esta gestión».

PUBLICIDAD

Por todo lo indicado, las entidades de protección animal de Barcelona han pedido, a través de una carta abierta a la Alcaldesa Ada Colau, que el Ayuntamiento reconozca su labor como servicio social, que revise con urgencia la desafortunada decisión de anular las ayudas sobre bienestar animal y han solicitado un replanteamiento de la manera de afrontar las políticas de protección animal de Barcelona, una vez considerada “Ciudad Amiga de los Animales”.

El fósforo es un elemento químico fundamental para los organismos vivos que no tiene sustituto conocido. Actualmente se aplica abundantemente como fertilizante para aumentar la cantidad de nutrientes en la tierra, hasta el punto de que se encuentra en una situación de riesgo de escasez.

Los grupos de investigación Diseño y Optimización de Procesos y Materiales (DIOPMA) y Biotecnología Ambiental de la Universidad de Barcelona participan en un nuevo proyecto cuyo objetivo es diseñar y desarrollar una solución tecnológica para recuperar de manera eficiente y económica el fósforo que contienen las aguas residuales urbanas. Esta innovadora metodología persigue contribuir a la eliminación de una importante fuente de contaminación de los acuíferos y también fomentar la economía circular, al aprovechar durante el proceso un subproducto industrial muy abundante en España.

Recuperación del fósforo en estaciones depuradoras de aguas residuales

MAGNYFOS –éste el nombre del proyecto– tiene un presupuesto total cercano a los 697.000 euros, y forma parte de la convocatoria Retos Colaboración del Ministerio de Ciencia e Innovación, cuyo objetivo es la financiación de proyectos en cooperación entre empresas y organismos de investigación.

El consorcio está liderado por Navarra de Infraestructuras Locales, S.A. / Departamento de Cohesión Territorial del Gobierno de Navarra (NILSA) y, además de la UB, a través de su OTRI –la Fundación Bosch i Gimpera–, cuenta con la participación de las empresas Magnesitas Navarras, S.A. y Ceit.

Un problema medioambiental y económico

El alto consumo agrícola del fósforo, por sus propiedades beneficiosas, ha hecho que se convierta en una importante fuente decontaminaciónde las aguas. Su vertido, junto con el de otros nutrientes como el nitrógeno, genera la eutrofización, un aumento masivo de nutrientes en los acuíferos que provoca un crecimiento desmesurado de algas y plantas.

Este aumento disminuye la concentración de oxígeno disuelto en el agua, causando la muerte de peces y destruyendo el ecosistema existente.Además, el fósforo no solo presenta problemas de abastecimiento o medioambientales. En aquellas corrientes en las que se encuentra en suficiente concentración tiende a precipitar de forma incontrolada en las paredes de las tuberías, hasta llegar a colapsarlas, generando problemas económicos en el funcionamiento de las plantas.

PUBLICIDAD

Ante esta situación, la normativa europea obliga a eliminar el fósforo en las estaciones depuradoras (EDAR) más grandes como parte del tratamiento de aguas residuales, pero su recuperación presenta complicaciones. “Algunas plantas de reciclaje ya compatibilizan la depuración del fósforo de las aguas residuales con la recuperación de este elemento químico.

Sin embargo, el elevado coste de los reactivos hace que la mayoría de los procesos fisicoquímicos que emplean sean poco viables económicamente para estaciones con una capacidad de tratamiento de entre 10.000 y 100.000 habitantes equivalentes, que constituyen la mayoría de las EDAR en España”, explica Josep Maria Chimenos, miembro de DIOPMA y profesor del Departamento de Ciencia de los Materiales y Química Física.

Transformar el fósforo reciclado en fertilizante

El nuevo proceso desarrollado en el marco del proyecto MAGNYFOS será más económico, ya que se basará en la utilización de subproductos de magnesio generados durante la calcinación de la magnesita natural,un mineral con diferentes aplicaciones industriales. En este contexto,DIOPMA es uno de los grupos de referencia en la revalorización de este elemento químico, ya que desde 1996 colabora con Magnesitas Navarras en diferentes investigaciones sobre el uso de subproductos de magnesio para, por ejemplo, el tratamiento de excrementos de la ganadería en el sector porcino o el tratamiento de suelos contaminados.

PUBLICIDAD

“El objetivo es recuperar el fósforo utilizando estos subproductos para precipitar la formación de estruvita, un cristal que puede usarse como fertilizante organomineral o como precursor para la formulación de estos fertilizantes”, señala Josep Maria Chimenos.

Impulsar la sostenibilidad y la economía circular

Este proyecto se enmarca en un contexto en el que la escasez de materias primas es un problema prioritario para la industria, para los órganos de gobierno y para la sociedad en general, y que requiere de un uso eficiente de los recursos naturales para combatirla. “En un país vulnerable al cambio climático como es España la necesidad de proteger la biodiversidad y los recursos, principalmente hídricos, es muy importante.

Por este motivo, las prioridades en la gestión de residuos empujan cada vez más a la recuperación de elementos a partir de corrientes residuales”, destaca Sergi Astals, investigador posdoctoral Ramón y Cajal del Departamento de Ingeniería Química de la Universidad de Barcelona.

PUBLICIDAD

De esta manera, este proceso, además de las ventajas fisicoquímicas, permitirá un ahorro en costes de operación y una mejora en la sostenibilidad medioambiental, contribuyendo al impulso de la economía circular. “El proyecto avanza en la moderna concepción de las EDAR como estaciones de recuperación y revalorización de recursos, provenientes ya no sólo de las aguas residuales sino también de subproductos industriales”, concluye Sergi Astals.

LaFundación Bosch i Gimperaes la unidad de transferencia de tecnología e innovación de la Universidad de Barcelona. Ésta se encarga de trasladar a la sociedad los resultados de la investigación, a través de la creación de spin-offs, la licencia de patentes, o mediante contratos con empresas e instituciones, contribuyendo así a la competitividad del tejido empresarial y a la mejora del bienestar social.

En 2019, se han gestionado 826 proyectos y contratado 33,85 millones de euros. Durante el período 2016 – 2019 se han licenciado 36 tecnologías y creado 5 spin-off. Desde la FBG trabajamos para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) a través de actividades de transferencia que impactan en los 17 ODS.

ElMinisterio de Ciencia e Innovación – Agencia Estatal de Investigación, dentro de la convocatoria de Proyectos de I+D+i Retos Colaboración del Programa Estatal de Investigación, Desarrollo e Innovación Orientada a los Retos de la Sociedad, en el marco del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2017-2020, concedió una ayuda al proyecto “Utilización de subproductos de magnesio para la recuperación del fósforo en estaciones depuradoras de aguas residuales mediante precipitación de estruvita – MAGNYFOS”, liderado por Navarra de Infraestructuras Locales, S.A., con número de expediente RTC2019-007257-5.

Este proyecto ha sido financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación – Agencia Estatal de Investigación dentro del Subprograma Retos Colaboración, convocatoria 2019. El proyecto está cofinanciado por la Unión Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) con el objetivo de promover el desarrollo tecnológico, la innovación y una investigación de calidad.

Miles y miles de personas han leído sus libros y han seguido sus talleres de huerto orgánico. Vuelve a BioCultura, esta vez de forma virtual, para enseñarnos cómo el huerto puede transformarse en una herramienta de cambio para el bienestar del hortelano y de su familia/comunidad y de todo el planeta.

Mariano Bueno es una figura de referencia: experto en agricultura biológica y bioconstrucción  y pionero en el estudio de la geobiología en nuestro país. Autor de más de una decena de libros, colaborador en importantes publicaciones, profesor y asesor. Decir Mariano Bueno Bosch es decir «agricultura ecológica en España». Seguramente sea la mayor figura española en la divulgación del cultivo ecológico, una posición que se ha ganado desde la experiencia. Es agricultor por tradición familiar, por formación y por vocación.

El huerto ‘ecológico’ es una herramienta transformadora de nuestro bienestar y el de nuestro planeta”

En la brecha

Mariano Bueno sigue cultivando pese a su ajetreada agenda. Ha dicho: “Sí, sigo cultivando el huerto, he creado un lugar para vivir, estoy cerca del mar, el sol… El contacto con la naturaleza te reconecta. Cuando he viajado mucho, he dormido poco y pasan unos días que no puedo tener ese contacto con la tierra, la naturaleza y el sol, me agoto mucho. Pero luego te descalzas, vas por la tierra del huerto y se te cura todo”.

Actividad terapéutica

El huerto, señala Mariano, es una actividad terapéutica en sí misma: “Estoy contento por la cantidad de gente que, solo con esas herramientas (la azada, la pala, etc.), sin experiencia previa, ha conseguido, y consigue, unos huertos y unas cosechas sanas, excelentes y con muy pocos problemas. Es muy gratificante ver que un señor mayor que ha estado toda su vida trabajando en una fábrica, que con la jubilación no le encuentra ya mucho sentido a la vida, luego, con un trozo de tierra y con la información de los libros que hemos escrito, le ves la persona más feliz del mundo”.

Comer alimentos locales

Bueno relata por qué hay que comer alimentos de nuestra zona de residencia: “Hay dos aspectos muy importantes que he intentado relatar. Por uno, que las plantas nos dan remedio para casi todo y es fácil, y por otro, la importancia de ingerir plantas y alimentos que crecen cerca de donde vivimos.

Estamos viendo que las plantas que crecen cerca generan sustancias específicas para protegerse de radiaciones, del clima, del estrés hídrico, del frío, del calor… Pero, sobre todo, de compuestos químicos ambientales, de virus, gémenes, hongos… Cuando nosotros comemos plantas, tanto hortícolas como medicinales, que han crecido cerca de donde vivimos, nos estamos vacunando de los tóxicos del aire, del agua y de los gérmenes, virus y sustancias tóxicas que hay en nuestro entorno.

PUBLICIDAD

Estamos tomando sustancias que ellas han sintetizado. Pero solo las sintetizan aquellas que tienen materia orgánica y compost en sus raíces. Eso es otra cosa que he descubierto. Hay estudios que han realizado el experimento de cultivar tres patateras en tierras diferentes: en tierra sin materia orgánica y con abonos químicos, en tierra con un 5% de materia orgánica, y en tierra con un 50% de materia orgánica.

Cuando las patateras eran grandes en un invernadero, se ha inyectado SO2 y ozono, y al reaccionar se ha creado ácido sulfúrico. Las patateras cultivadas solo con abonos químicos y tierra se quemaron el 89-90%; las que tenía un 5% de materia orgánica… se quemaron el 40%; y las cultivadas con mucha materia orgánica solo se quemaron un 5-8%, apenas mostraban algunas manchitas quemadas.

Las plantas tienen sustancias en sus raíces para recombinar y hacer moléculas que regeneran el daño que le produce ¡el ácido sulfúrico! Una planta que crece en un lugar con un buen sustrato orgánico sintetiza sustancias para protegerse del medio, y a mí, cuando me la como, esas sustancias me protegen también”.

PUBLICIDAD

El botiquín, bien cerca

Mariano no sólo nos alenta a cultivar nuestra despensa sino también nuestro botiquín: “Hay una serie de plantas muy potentes para crear un botiquín de hierbas medicinales… La albahaca, por ejemplo, que, aparte de ser un buen condimento, estimula el sistema inmunitario.

Se le llama la alegría de la huerta, para personas con depresiones es un neuroestimulante, crea alegría interior y, entre otras cualidades, ayuda a las digestiones. Igual ocurre con el romero. Cuando estás en periodo de estudios y trabajo mental… es el ginseng europeo. El tomillo es nuestro antibiótico: para heridas, dolor de garganta, etc., junto al limón es excelente. Hay una clásica, el aloe, cuya pulpa interior tiene un efecto regenerador de la flora digestiva, es antiinflamatorio y sirve para las quemaduras.

Se ha visto que, haciendo un jarabe con la hoja entera, incluida la piel, y tomando tres cucharaditas, tiene un efecto regenerador celular impresionante, antimutágeno y regenerador del hígado, pero con la parte externa, que es donde hay más principios activos. Hay otra como la artemisa para todo lo que es el tema menstrual femenino.  Y para los hombres y la próstata, la ajedrea. La lavanda y el espliego, en tintura, se usan para el dolor corporal, contusiones, dolor articular, etc.”.

20/43