Archivo de la categoría: painters

 

Joan Mitchell

Joan Mitchell (Chicago, 12 de febrero de 1925 – Neuilly sur Seine, 30 de octubre de 1992) fue una pintora expresionista estadounidense perteneciente a la «segunda generación» del expresionismo abstracto, además de estampadora. Una parte importante de su carrera transcurrió en Francia.1​ Junto a Lee Krasner, Grace Hartigan, Helen Frankenthaler, Shirley Jaffe, Elaine de Kooning, y Sonia Gechtoff, fue una de las pocas pintoras aclamada en su época por crítica y público. Su trabajo esté presente en las colecciones y museos más importantes de Estados Unidos y Europa. En 2014 se convirtió en la mujer pintora más cotizada en un subasta hasta el momento, con su cuadro «Sin título» (1960) vendido por 11.9 millones de dólares en 2014.

 

Mitchell nació en Chicago, Illinois, hija del dermatólogo James Herbert Mitchell y de la poetisa Marion Strobel Mitchell. Le gustaba el salto en natación y el patinaje sobre hielo y en su arte reflejó su interés por lo atlético; un marchante de arte comentó que Mitchell «se aproximó a la pintura casi como un deporte competitivo». Mitchell asistió con frecuencia a las clases del sábado del Instituto de Arte y asistió durante los veranos de su adolescencia a la Escuela del Instituto de Arte de Chicgo. Vivía en Chestnut  Street en el barrio de Streeterville acudiendo al instituto Francis W. Parker School cerca del Lincoln Park.

Mitchell estudió en el Smith College en Massachusetts y en el Instituto de Arte de Chicago, donde logró su BFA en 1947 y su MFA en 1950.Después de dejar Manhattan en 1947, quería estudiar en la escuela Hans Hofmann en Nueva York pero, según Jane Livingston en su ensayo publicado en 2002  («Las Pinturas de Joan Mitchell»), Mitchell acudió sólo a una clase y declaró que, «no podría entender una sola palabra y la dejé aterrada.» Una beca de 2,000 dólares le permitió viajar para estudiar en París y Provence en 1948-49, además de viajar también a España e Italia.

Mitchell es reconocida como una figura principal de la pintura y una de las pocas mujeres artistas de la segunda generación de pintores Expresionistas Abstractos de Estados Unidos.7​ A principios de los años 50 fue considerada destacada artista de la Escuela de Nueva York. En sus primeros años como pintora, tuvo la influencia de Paul Cézanne, Wassily Kandinsky, Claude Monet, Vincent van Gogh, y más tarde por el trabajo de Franz Kline y Willem de Kooning, Jean-Paul Riopelle, entre otros.

Sus pinturas son expansivas, a menudo cubriendo múltiples paneles. El paisaje fue la principal influencia en su tema. Pintó sobre lienzo sin imprimar o sobre fondo blanco con pinceladas gestuales, a veces violentas. Mitchell ha descrito una pintura como «un organismo que gira en el espacio».

Admiradora de la obra de van Gogh, observó en una de sus pinturas finales – Wheatfield with Crows (1890) – la simbología de la muerte, el suicidio, la desesperanza, la depresión y la oscuridad. Con la sensación de que Wheatfield with Crows era una nota de suicidio, pintó un cuadro llamado No Birds como respuesta y como homenaje.:

Después de trasladarse a París en 1959, Mitchell empezó pintar en un estudio en el rue Fremicourt en el Distrito XV 5.º de París.10​ Durante el período comprendido entre 1960 y 1964, se alejó del estilo general y los colores brillantes de sus composiciones anteriores, en lugar de eso, usó tonos sombríos y densas masas centrales de color para expresar algo incipiente y primordial. Se dijo que las marcas en estas obras eran extraordinarias: «La pintura se arrojó y se apretó contra los lienzos, se derramó y escupió sobre sus superficies y se manchó con los dedos del artista».11​ La propia artista se refirió a su obra creada en este período de principios de la década de 1960 como «muy violenta y enojada», pero en 1964 estaba «tratando de salir de una fase violenta y entrar en otra cosa».

Según historiadora de arte Linda Nochlin, Según la historiadora del arte Linda Nochlin, el significado y la intensidad emocional [de los cuadros de Mitchell] se producen estructuralmente, por así decirlo, por toda una serie de oposiciones: trazos densos versus transparentes; estructura cuadriculada versus construcción más caótica y ad hoc; peso en «la parte inferior del lienzo versus peso en la parte superior; luz versus oscuro; trazos discontinuos versus continuos; yuxtaposiciones de tonalidad armoniosas y en conflicto; todas son señales potentes de significado y sentimiento».

Mitchell dijo que quería que sus pinturas «transmitieran la sensación del girasol moribundo» y que «algunas de ellas salen como chicas jóvenes, muy tímidas … son muy humanas»

1/1